top of page

El Estandarte de la Cofradía de Coyotes


El logo lo dibujó con gran esmero un amigo pintor y fundador de esta Cofradía, que se llama Julio Huertas. Si observan nuestro estandarte, verán que el coyote guarda en la piel cuatro figuras. Un Cuadrado, un Triángulo, un Círculo, y un Rectángulo, ordenados del pecho hacia la cola. Los significados quizá no están en concordancia con lo que marcan los tratados, libros o cuadernos de simbolismo, pero aquí está lo que nosotros visualizamos en nuestra imagen.


El cuadro: lo relacionamos con la inteligencia, aquí les llevamos un poco la contraria a la gente que dice que la gente cuadrada no sabe responder ampliamente ante ciertas circunstancias. Nosotros pensamos que esas cuatro dimensiones nos permiten explayarnos con absoluta libertad y que a veces no necesitamos más.


El círculo (ay, qué cosa más linda): se refiere al sexo, claridosa obviedad. Cítese al ovulo donde se fecunda la creación del ser humano y aunque nunca son simétricamente redondos, pues pensamos que los testículos se le acercan mucho a lo circular. Claro, con mucha imaginación, que es el elemento más importante para entrarle a crear y promover la cultura; es decir, hay que ponerle huevos e imaginación para el porvenir, a veces no se cuenta con los dos ingredientes, pero con uno de los dos basta para seguir adelante.


El triángulo: pensamos en una base amplia y sólida y una punta siempre buscando las alturas. Sin duda es una figura que se aplica al éxito, a la buena suerte de un negocio. Nuestra base es el talento de nuestros autores y pintores, la punta que nos puede llevar a mayores alturas es una genuina amistad y el sentido de cooperación que no entorpece nada. También pensamos en las pirámides egipcias, esas construcciones mágicas con cuatro esquinas en la parte inferior y que se unen en una punta dirigida al cielo; creemos que esto atraerá toda la energía positiva del cosmos a nuestra Coyotera, la cueva, la casa donde se reúnen los coyotes y que contando con este triángulo encima de nuestras cabezas o en las azoteas, atraerá toda la energía y será prospera y exitosa la vida en sus habitantes.


El rectángulo: con esta figura queremos representar al grupo, en este caso, a la COFRADIA DE COYOTES, bajo el principio aquel de que un individuo no puede ser mejor que un grupo, siempre y cuando el grupo responda como tal. La agrupación no se verá rebasada mientras todos se mantengan unidos y trabajen por causas comunes, se apoyen y el objetivo sea aportar lo que uno posee, aceptar las diferencias y singularidades que propicia el arte, lograr la concordia entre sus miembros y compartir el pan y el vino. También el rectángulo me permite hacer referencia a dos paredes largas, solidez y proyección, digamos. Esto nos viene bien y por eso dentro del grupo hemos sumado a gente con trayectorias amplias, los coyotes dorados, los de mayor conocimiento, los protectores y guías de vida, pero sin olvidar que el futuro se construye con lo nuevo, por eso siempre estamos invitando a la gente joven a colaborar en nuestras actividades.

Commentaires


Les commentaires ont été désactivés.
bottom of page